Todo lo que debes de saber sobre el piercing del pezón

0
153

Mucha gente se está interesando por esta característica perforación, pero hay una serie de cosas que debes de tener en cuenta antes de hacerte el piercing pezon.

Rumores acerca del piercing

Esta globalmente extendido que el piercing del pezón es uno de los más dolorosos y que no merece la pena hacérselo debido a lo mal que se pasa en el proceso y más teniendo en cuenta que no es un piercing muy visible.

El rumor es completamente cierto y es que el pezón es una zona muy sensible y con ello dolorosa. De ahí a que no merezca la pena, ya es algo subjetivo y deberá de ser cada persona la que evalué si el dolor vale la pena por poder lucir este piercing.

Los cuidados después de realizarse el piercing

En este artículo vamos a obviar tratar el tema de que el piercing debe de ser realizado en un sitio especializado y certificado para hacerlo, ya que es algo que se supone lógico. Una vez que tengas el piercing hecho es importante que lo cuides con mucha sensibilidad, porque la recuperación y cicatrización de esta zona es lenta.

Uno de los momentos del día en los que más te debes de cuidar el piercing es la noche. Durante la noche nos movemos de manera descontrolada, no somos conscientes y podríamos llegar a apoyarnos sobre el piercing y hacernos mucho daño. En este caso el daño no es lo único importante, sino que podríamos llegar a rasgar el pezón si el movimiento es muy agresivo, por lo que hay que tener cuidado y protegerlo correctamente. Además, si se tiene el piercing del pezón es importante evitar los sujetadores de encaje, ya que el piercing podría engancharse en estos.

Durante el tiempo que el piercing esté cicatrizando, es mejor que no lo toques y que lo laves con agua y jabón abundantes. Tal y como hemos dicho, el pezón es una zona muy sensible y una infección podría ser muy mala, sobre todo en mujeres, ya que en estas las mamas son funcionales y podrían verse afectadas por una infección en el pezón. La ropa también puede ser molesta, por lo que intenta llevar ropa ancha, que no te roce, durante el tiempo que el piercing esté cicatrizando, ya que será mucho más cómodo.

La decisión final

Si después de conocer todos los riesgos y cuidados que debes de tener con el piercing del pezón, decides que quieres hacértelo, no hay ningún problema, adelante. Es importante que seas consciente de que cualquier tipo de perforación tiene su riesgo y que debes de tener completamente meditado el hecho de tener un piercing en el pezón. Teniendo esto claro y preocupándote encarecidamente por el lugar en el que vas a realizarte la perforación y por cuidar correctamente la misma, un piercing en el pezón es un piercing más y no debería darte ningún problema más allá del que podría darte un piercing en cualquier otra parte del cuerpo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí